Sendero de la hoz del río Huécar: microaventura fluvial

De Palomera a Molinos de Papel

Huertas, paredes rocosas y el murmullo del agua

Que el final del sendero que vamos a describir termine en un pueblo con un nombre tan sugerente como el de Molinos de Papel, no hace más que añadir un plus de curiosidad para todo aquel que hasta aquí se acerque y quiera disfrutar del Sendero de Pequeño Recorrido PR-CU-36 (Sendero de la Hoz del Huécar). Este tramo enlaza de forma circular, en apenas siete kilómetros, con otro pueblo, Palomera, y desde el que iniciaremos esta agradable ruta.

A escasos diez kilómetros de Cuenca nos encontramos con este bien señalizado recorrido, que transcurre entre campos de cultivo, altos farallones y el margen de este afluente, el Húecar, caudaloso en época primaveral. Ruta sencilla y tranquila, apta para todos los públicos y que nos llevará unas dos horas y media finalizarla.

El tiempo estimado para realizarlo puede alargarse si nos vamos deteniendo en leer los paneles interpretativos de la senda botánica que encontraremos («Huerta de las Parras») y en donde se describen especies vegetales como el rosal silvestre, el guillomo, el aguarejo, el laurel o el enebro. También merece la pena bajar en algún punto del camino hasta el margen del río y contemplar los centenarios chopos que en época primaveral lo alfombran con su característica pelusa blanquecina (vilanos). Si el calor aprieta, nos podremos refrescar en sus limpias aguas en una soledad abrumadora.

Una vez concluida nuestra ruta pedestre, llegaremos a la citada localidad de Molinos de Papel, cuyo nombre proviene de las antiguas máquinas de triturar trapo que durante el siglo XVII y hasta el XIX prensaban este material para hacer papel. Abandonada la explotación papelera, los trabajadores fueron instalándose en ese villorrio, constituyendo una pequeña comunidad que ha permanecido durante todo este tiempo.

Es muy recomendable darse un paseo por este coqueto pueblo, donde quedan algunas ruinas de la antigua Casa de la Mesta y restos de molinos que jalonaban estos parajes. En Palomera es visita obligada acercarnos hasta la Casa-palacio de los señores de Cuba y Clemente, un bien conservado edificio rectangular del siglo XVIII, aunque su origen se remonta al siglo XV, con patio típicamente manchego y fuente en su interior.

Primavera, verano y otoño son las mejores estaciones más para hacer este recorrido. Llevad calzado de trekking, pues hay zonas en las que puede haber barro. En Molinos de Papel podéis preguntar por algún hortelano que venda verduras (¡son magníficas!). Ah, casi se nos olvida, en el cercano pueblo de Buenache de la Sierra tienen un pan espectacular, así que un buen bocata lo tenéis asegurado.

Descárgate el pdf. de la ruta

¡Muy recomendable

Se puede llegar hasta el pueblo con una bicicleta eléctrica. Hay un carril-bici que te llevará en un agradable paseo hasta el inicio del sendero. Pincha aquí y reserva tu bicicleta eléctrica

 

2 Comments

  • Fantástica ruta en un entorno natural fantástico. Muchas gracias por acercar Palomera y su entorno a la gente. Un saludo

    • Turismoencuenca dice:

      Es un placer para nosotros visitar la zona de Palomera y darla a conocer, pues creemos que tiene muchísimas cosas para ver y disfrutar. En próximos posts, y también a través de las redes sociales, iremos acercándonos un poco más a los tesoros que aguardan al visitante curioso.
      Muchas gracias por vuestro comentario. Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *